“No queremos que leas nuestras virtudes, preferimos que las compruebes…”

¿empezamos?